RSS

Plantas Venenosas

05 oct

Algunas de las siguientes plantas que van a ser brevemente descritas, han sido calificadas como venenosas, alucinógenas y por lo tanto peligrosas para el ser humano. Son solo algún ejemplo de la gran variedad de especies botánicas con cualidades nocivas para el hombre y que conviene conocer en mayor medida, así como sus distintas propiedades y características.

Belladona (Atropa belladonna).

Es un arbusto resistente de la familia Solanaceae y originaria de Europa, Norte de África y América y Oeste de Asia. Por lo general, la belladona es poco resistente al Sol así que suele encontrarse en zonas sombreadas y con un terreno rico en limo. Puede llegar a medir 1,5 metros de altura, con hojas largas y ovaladas y un tallo muy ramificado en toda la planta y leñoso en su base. Sus flores son de color púrpura (florece entre Julio y Agosto) y tienen forma de campana, dando posteriormente lugar a unas bayas de color verde o negro brillante que son el fruto de la Belladona. Las bayas (además de otras partes de la planta como las raíces y hojas) contienen distintos alcaloides tóxicos (atropina, escopolamina, hiosciamina) que pueden provocar estados de coma y muerte debido a su ingestión en dosis tóxicas (pueden bastar 3 ò 4 yemas para matar a un adulto), además de alucinaciones y delirio. A lo largo de la historia, la belladona ha sido utilizada como narcótico, llegando a alcanzar gran fama durante la Edad Media ya que las brujas, hacían uso de ella en sus pociones y bebedizos. En la actualidad, la belladona sigue siendo utilizada en algunos casos, ya que en dosis correctas, ayuda a evitar espasmos bronquiales, en oftalmología, contra el Parkinson, como regulador neurointestinal y como analgésico.

Cicuta (Conium maculatum).

Es una especie de planta herbácea perenne de la familia Apiaceae y que llega a crecer entre 1 y 2,5 metros de altura, pudiéndose encontrar en toda Europa y América, proliferando en ambientes húmedos y frescos. Su tallo es hueco y estriado, de un color similar al púrpura en la base mientras que en la parte superior es muy ramoso, sus hojas son verdinegras y con forma triangular, divididas en gajos elípticos, puntiagudos y dentados de hasta 50 centímetros de largo. La semilla de la cicuta es pequeña y negruzca y algunos animales como burros y vacas las ingieren, pareciendo resistentes a sus compuestos venenosos. Toda la planta contiene alcaloides (glucósidos flavónicos y cumarínicos), y un aceite esencial, además de coniceina y coniína, neurotoxinas que inhiben el sistema nervioso central. A lo largo de la historia, la cicuta ha sido utilizada en el tratamiento de las neuralgias, además de como analgésico y antiespasmódico pero en cantidades tóxicas (bastan solamente unos gramos de sus frutos para alcanzar un dosis letal), produce parálisis ascendente, trastornos digestivos, vértigos, reducción de fuerza muscular, descenso de la temperatura corporal y llegando incluso a la muerte.

Ricino (Ricinus communis).

Pertenece a la familia Euphorbiaceae, es un arbusto de tallo grueso y leñoso que está hueco por dentro y en el que algunas de sus hojas pueden tener una tonalidad de color púrpura oscuro, además de estar cubierto de un polvo blanco parecido a la cera. Sus hojas son grandes, con nervación palmeada, teniendo entre cinco y nueve lóbulos de bordes irregularmente dentados. Las flores del ricino se presentan en grandes inflorescencias, erguidas, que rematan los tallos con flores masculinas y femeninas cuya floración es prácticamente anual. Su fruto es globuloso, trilobulado y cubierto por multitud de púas, lo cual le da un aspecto similar al de los erizos. Es aquí donde debemos prestar atención ya que sus semillas son muy tóxicas ya que contienen una albúmina llamada ricina cuya ingestión puede ser mortal incluso en cantidades pequeñas, siendo una de las sustancias biológicas más peligrosas que existen. El aceite de ricino, se obtiene del prensado de las semillas y posterior calentado de las mismas para la destrucción de la ricina. Esta planta que parece ser originaria del Cuerno de África, suele estar presente en climas cálidos y sin heladas por lo que estará presente en todos los sitios que guarden dichas características.

Adelfa (Nerium oleander).

Es una planta arbustiva perenne que puede llegar a tener la forma de un árbol pequeño y con hojas de un color verde intenso. Las adelfas aguantan bien grandes períodos de sequía y no suelen tener problemas al estar a pleno Sol. Su origen parece estar en la cuenca del Mar Mediterráneo, extendiéndose hasta China aunque hoy en día, pueden encontrarse adelfas en cualquier terreno templado y árido en el mundo, preferiblemente en barrancos y torrenteras desde el nivel del mar hasta unos 1200 metros de altitud. Prácticamente todo en ella resulta venenoso: Hojas, tallo, flores, semillas, ramas, etc. Su ingestión produce alteraciones estomacales, vómitos, depresión, diarrea, vértigos, convulsiones, taquicardia, llegando incluso a la parada cardíaca debido a su gran toxicidad (heterósidos cardiotónicos y cianogenéticos, flavonoides) y fuerte acción sobre el corazón aún en dosis pequeñas. A pesar de todo ello, es muy apreciada en jardinería gracias a su espectacular floración.

Digitalis.

A este género pertenecen una serie de alrededor de 20 especies de plantas perennes, herbáceas y arbustos de la familia de Scrophulariaceae, las cuales podemos encontrar en zonas templadas y sombrías de Europa, Norte de África y Asia Menor, abundando en terrenos húmedos y silícicos. De estas plantas, son características su flores de forma tubular de hasta 5 centímetros de largo y de distintos colores dependiendo de la especie, yendo desde el púrpura o rosáceo hasta el amarillo y blanco, suele florecer entre Mayo y Septiembre. Suelen tener un tallo de hasta 2,5 metros y hojas pubescentes, dentadas, simples y alternas. La más conocida de ellas es la Digitalis purpurea, la cual podemos encontrar en medios montañosos y en claros de los bosques, además de en márgenes de caminos, a veces suele estar acompañada por robles, hayas, abetos, alcornoques, etc. La digitalis purpurea es venenosa prácticamente toda la planta pero sus flores son las que contienen una sustancia llamada digitalina, la cual afecta al ritmo cardíaco y que ha sido utilizada como medicación contra la arritmia, epilepsia, además de regulación del pulso. Sus hojas y semillas también son venenosas, ya que contienen digitoxina y digoxina, cuya ingesta puede resultar fatal, produciendo alteraciones graves de la visión, reducción del apetito y bradicardia.

Estramonio (Datura stramonium).

Es otra planta perteneciente al género Solanaceae, venenosa y que se puede encontrar en todas las zonas templadas del mundo (siendo nativa de Sudamérica y la India), abundando en terrenos húmedos y con gran cantidad de nitratos (escombreras, orillas de ríos, estercoleros, etc), desde el nivel del mar hasta 2500 metros de altitud. El estramonio puede llegar a crecer hasta 1,5 metros y desprende un desagradable olor, con hojas lobuladas de color verde oscuro, flores blancas o amarillentas con forma de trompeta (florece entre el Verano y principios de Otoño), su tallo y ramas, con forma redondeada, son verdes y lisos y su fruto es una cápsula espinosa de color pardo oscuro y de unos 3-4 centímetros. La mayoría de los animales evitan la ingesta de estramonio, ni siquiera el ganado. Las semillas del estramonio son las que contienen un mayor nivel de sustancias nocivas, ya que es un planta psicoactiva y que contiene alcaloides neurotóxicos (hiosciamina, atropina, escopolamina), los cuales producen alucinaciones incontrolables que pueden durar horas y que dependiendo del nivel de envenenamiento pueden desembocar incluso en la muerte de la persona. El estramonio ha sido usado durante la historia por chamanes por sus efectos alucinatorios y por brujas ya que esta planta era uno de los ingredientes de parte de sus untos.

Regaliz Americano (Abrus precatorius).

Pertenece a la familia Fabaceae y es una especia de liana perenne y trepadora que puede alcanzar los 5 metros de longitud, nativa de las montañas de la India e Indochina, aunque también se la puede encontrar en zonas tropicales y subtropicales de América, África y las Antillas, teniendo tendencia a convertirse malezas invasivas de rápido crecimiento. Suele abundar en terrenos arenosos, cerca de playas y en páramos yermos. Su tallo es leñoso aunque a medida que sube es más herbáceo, con hojas compuestas y pinnadas de peciolo corto y con un par de foliolos  opuestos que van agrandándose desde la base hasta el extremo de la hoja. Sus flores son de color rosáceo, agrupándose en racimos con pendúnculo de entre 3-8 centímetros de longitud, dando posteriormente lugar al fruto que es una vaina globosa. Toda la planta es considerada altamente tóxica (con especial atención a sus semillas) aunque su raíz ha sido utilizada con fines afrodisíacos pero la toxina que contiene el regaliz americano y denominada abrina (abrin), es pariente de la ricina pero más tóxica que esta última, pudiendo matar a una persona con una cantidad de tan solo 3 microgramos en sangre. El envenenamiento por abrina produce vómitos, diarrea, alucinaciones, tensión baja, dificultades respiratorias, alergias en la piel (si el contacto ha sido por absorción cutánea) y finalmente un fallo multiorgánico que causa la muerte.

Nuez Vómica (Árbol de la estricnina).

Es un árbol grande que llega a los 15 metros de altura y provisto de unas ramas y tronco de corteza grisácea. Sus hojas son ovales y brillantes y sus flores blancas, las cuales darán lugar más tarde a una baya esférica de no más de 6 milímetros de diámetro, de color amarillo y que contiene entre 2 y 5 duras, con forma de disco y de un color gris claro. Este árbol se suele dar en bosques tropicales del Sudeste Asiático: Sri Lanka, Tailandia, Vietnam, Malasia, Laos, Camboya, India, además de en el Norte de Australia. La nuez vómica contiene, entre otros, dos potentes alcaloides como son la estricnina y la brucina. La estricnina es un estimulante medular que puede causar bradicardia, hipertensión y lo que es más grave, convulsiones tan fuertes que llegan a producir la muerte por asfixia debida a la contracción de los músculos del diafragma y el tórax de la persona. En el pasado tuvo un uso terapéutico aunque en la actualidad, solo tiene aplicación en dosis homeopáticas controladas para tratar la astenia, hipotensión arterial, arritmias, incontinencia urinaria, etc. La brucina tiene unos efectos similares a los de la estricnina pero en su caso, son de menor intensidad aunque igualmente tóxicos en determinadas dosis. En la película Psicosis, se cuenta que Norman Bates asesinó en su infancia a su propia madre y al amante de ésta mediante una dosis letal de estricnina en el té.

Mandrágora.

La mandrágora es un género de plantas con flores pertenecientes al género Solanaceae y que comprende casi una veintena de especies nativas de Europa y Asia. A lo largo de la historia (especialmente en la Edad Media) ha sido utilizada con fines curativos, como especia para la cocina si ha sido debidamente tratada para ello y también como estupefaciente. La mandrágora es una planta con un tallo de color verde oscuro que no alcanza más de 30 centímetros de altura y que suele abundar en terrenos húmedos y sombríos, tiene hojas anchas y rugosas en su superficie y flores hermafroditas de color violeta que surgen desde finales de invierno hasta principios de la primavera. Su fruto es similar al de la manzana y desprende mal olor, de él se obtienen sus semillas que suelen estar maduras hacia finales del verano. Una parte importante de esta planta son sus raíces, las cuales pueden llegar a ser muy largas (llegando a superar los 2 metros de longitud), gruesas, con forma de zanahoria en ocasiones y divididas en dos o tres ramificaciones de color blanquecino. Prácticamente toda la planta es altamente tóxica, ya que contiene alcaloides como la atropina y la escopolamina, usándose como anestésico en la medicina de la antigüedad, si bien, una dosis alta de hojas de mandrágora podría inducir el coma en una persona e incluso su muerte. La raíz de la mandrágora, tanto fresca como seca, contiene sustancias muy venenosas tales como alcaloides, alucinógenos y narcóticos muy peligrosos para la salud. Algunas de las especies de mandrágora más conocidas son la Mandrágora autumnalis y la Mandrágora officinarum.

Ejemplo de planta potencialmente medicinal.

Ajenjo (Artemisia absinthium).

En este caso nos encontramos ante una planta perenne herbácea y medicinal que crece en zonas templadas de Europa, Norte de África y Asia. Ha sido muy utilizada a lo largo de la historia como tónico, febrífugo y también para la elaboración del absenta. Sus tallos son rectos, algunas veces leñosos y no crece más allá de 1,5 metros, propagándose en suelos secos y arenosos, así también como en lugares secos y soleados, prefiriendo tierras ricas en nitrógeno. El ajenjo se seca cuando llega el invierno, manteniéndose perennes sus raíces, el resto de la planta vuelve a crecer cuando llega el buen tiempo. Sus hojas tienen un arreglo en espiral y suelen ser de color verde plateado, cubiertas de pelos y con glándulas productoras de aceite las basales que llegan a los 25 centímetros y las caulinares (sobre el tallo) a los 5-10 centímetros. Las flores del ajenjo son amarillas y florecen en verano (entre Julio y Septiembre), dando posteriormente lugar a un pequeño aquenio como fruto. Dentro de las propiedades medicinales del ajenjo, cuyo sabor es altamente amargo, podemos destacar las siguientes: Tónico gástrico (aumentando el apetito y las secreciones estomacales), vermífugo potente, regulador del ciclo menstrual, estimula las funciones del hígado (indicado en casos de insuficiencia hepática). Algunos de los componentes del ajenjo son las tuyonas, taninos, resina, ácido málico y succínico, absintia y anabsintina. No obstante, cae destacar que el aceite puro de ajenjo es altamente venenoso.

Fuentes: Wikipedia, información propia.

About these ads
 
2 comentarios

Publicado por en 5 octubre, 2011 en Entretenimiento, Naturaleza

 

2 Respuestas a “Plantas Venenosas

  1. Graciela D

    13 noviembre, 2012 at 19:12

    Me gustan las fotos. Me dejas usar alguna?

     

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 149 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: